jueves, 29 de diciembre de 2016

MAÑANA SALDREMOS DE DUDAS

Estoy a unas 24 horas de la beta. Os digo una cosa, me ha ido super bien hacerlo en navidades.  La puñeta es que no he podido tomar ni una copita de vino (fui a brindar con cava y la mirada de mi marido casi me traspasa), eso es verdad, pero vamos, es un sacrificio más que llevable. Pero, al ser días de fiesta y entretenidos se me han pasado volando. También es verdad que esta ha sido más corta, de hecho, la betaespera más corta de todas: 9 días. El factor determinante debe ser que eran blastocistos de 5 y 6 días, así que se deben contar más días si, como en los anteriores casos, eran embriones de 3 días. Al hacerme la transfer el doctor me dijo que esperaba que el año acabase muy bien, y yo no lo pillé (qué quieres, estás allí espatarrada y nerviosa, y con ganas de hacer pipí) y le dije que "esperaba que empezase mejor todavía". Luego la enfermera vino con el informe de la transferencia y la petición de la prueba de embarazo para mañana día 30. Yo pensaba que sería el día 1 o 2 de enero, así que nos quedamos en shock, y ella me comentó lo que os decía, que al ser blastos se contaban menos días. A ver, que no es que no quiera hacerla, claro que quiero, pero es que si sale mal es tal batacazo que...ufffff, vaya palo acabar así el año. Aunque, por otro lado, mira, lo que tenga que ser va a ser y me quito ya este misterio de encima.

Estos días no he tenido síntomas especialmente significativos. El pecho, aunque está bastante hinchado, otras veces lo he tenido peor. Lo que sí me ha agobiado un poco es que he pasado 2 días con dolor de regla. Hoy jueves no tengo nada, pero el martes y el miércoles fueron bastante constantes. Ya sé que son síntomas parecidos los del embarazo (en mi primer embarazo, que acabó en aborto, tuve la sensación de que me baja la regla también varios días antes) que los de la regla (en las betas negativas en algunas he tenido también molestias de regla). Y ya no sé qué es peor, si tener molestias o no tenerlas. La cuestión, que hasta el martes estuve tranquilísima. Ya os digo, como eran días de fiesta, pues estuvimos con la familia, comilonas, preparación de regalos y demás. Pero fue llegar el martes y la rutina y empezar con esa obsesión que tenemos cada vez que vamos al baño de rastrear el papel higiénico rollo inspector Gadget, que me falta la lupa.

Para mí los dos días antes son lo peor, porque no dejo de pensar que la suerte ya está echada, y que por mucho que deseemos una cosa u otra, ya es.

Mañana nos lo hemos cogido de fiesta en el trabajo. Para mí no es recomendable ir a trabajar el día que te haces la beta, porque aunque estés muy mentalizada de todo lo que puede pasar, no sabes nunca cómo te vas a sentir. Así que nos levantaremos tranquilos, un café y me hago el análisis, y salimos de dudas rápido!

miércoles, 21 de diciembre de 2016

DESDE LA PUNCIÓN AL DÍA DE HOY

No he contado nada desde los 23 folículos. Ahí va mi pequeño resumen.
Al final, como siempre, aunque me mediqué dosis bajas, tuve muchas respuesta. Esta vez fue diferente. Además de pincharme Decapeptyl, para desencadenar la ovulación, me pinché un poquito de Ovitrelle. En los casos como el mío, con tanta respuesta, no suelen pinchar Ovitrelle porque puedes padecer síndrome de hiperestimulación ovárica, pero me comentaron que esta medicación ayudaba con la maduración de los óvulos. De hecho, en alguna visita con el médico me indicó que la "mala" calidad de los óvulos puede deberse a varios factores, y la falta de maduración puede ser uno.
Por eso decidieron pincharme también Ovitrelle, para intentar mejorar la maduración. En definitiva, que me pinché y luego, por supuesto, pasé por hiperestimulación. Molesta muchísimo, mucho, pero leí, no sé dónde, que tomando Aquarius va mejorando, y oiga, mano de santo.
 
La punción fue bien. Los óvulos, como ya sabíamos que eran. Algunos raros y otros normales. Después de muchos disgustos (porque fecundaron muchos pero se pararon también muchos), de muchos tiras y aflojas, hemos conseguido dos blastocistos, uno de 5 días y otro de 6!!!! Para mí es un logro increíble, porque nunca habíamos pasado de embriones de 3 días. Hasta los médicos me dijeron que no se esperaban que fuese así. Aún así dudamos bastante. Habíamos tenido 12 embriones,  y sólo habían seguido adelante 2. Sí, son blastos, pero eran sólo 2, y el miedo a que se repitiese lo del aborto nos abrumaba mucho.  
Por el camino se pararon algunos embriones, y decidimos analizarlos genéticamente......se pudieron analizar 2, y el resultado fue que  uno tenía alternaciones cromosómicos y otro era totalmente normal. De manera que concluyeron que producimos embriones genéticamente normales, y que cualquier mujer produce embriones genéticamente correctos e incorrectos. Esto nos ayudó a tomar la decisión. Vamos a intentarlo con estos dos blastos que, contra todo pronóstico, han aguantado como campeones!
 
Os voy a contar una cosa. El día 3 post punción me llamaron para decirme que había ya 2 embriones listos para congelarse, y que dejaban 4 en cultivo. Y mi respuesta fue que NO. No quería que los congelasen a los 3 días. Si tenían que seguir adelante lo harían, y si no, evitaría pasar por todo esto otra vez. La bióloga se quedó muy sorprendida, porque me dijo que normalmente la gente quiere asegurar. Pero yo no, a estas alturas de la película ya no. En realidad, si soy sincera, estaba segura de que no llegarían, porque el resultado no estaba siendo muy diferente al de antes, y llámalo instinto de supervivencia, pero no quería pasar otra vez por una betaespera sin tener, al menos, un poquito más de esperanza. Me llamaron el día 5. De los dos embriones que iban a congelar a día 3, uno no había seguido y otro era ya blasto!!!! Lo congelaron. Quedaban, además, 3 embriones más en observación. Para rizar el rizo, el día 6 me llaman para decirme que los de observación se han parado todos menos uno, que es un blasto de 6 días!!!!!!!
 
Y aquí estamos ahora, a 3 horas de que me trasfieran a los dos. Vamos a intentarlo, vamos a intentarlo por ellos, por nosotros, y porque, al fin y al cabo, alguna vez tiene que ser la nuestra 
 

jueves, 13 de octubre de 2016

Con dosis bajas y ...... 23 folículos!

Hoy hemos tenido la primera visita de control del tratamiento. Analítica (hemos dado más vueltas que una peonza, porque mi chico estaba convencido que era en una parte del Hospital y yo en otra....conclusión, que he hecho media hora de cola para que, efectivamente, me confirmasen que no era allí! Y todo por hacerle caso ;P).
En fin, una vez hecha al extracción, nos hemos ido a hacerme la ecografía (me he vuelto a equivocar de planta), y cuando, por fin, nos hemos ubicado, me han atendido estupendamente. Me estoy pinchando Gonal. El médico me ha explicado que la dosis normal que administran es de 225 UI diarios, y como saben que soy buena respondedora me pusieron una dosis muy bajita, de 100 IU diarios. Tras 5 días pinchándome hoy me han hecho el primer recuento de folículos.....y 23 en total. Qué desesperación!
 
Por supuesto que prefiero responder a no hacerlo, pero en las primeras visitas comentamos que la calidad de los óvulos también va en función de la cantidad que se produzcan. Por eso la idea era intentar que fuesen menos! He salido un poco desmoralizada. El doctor me ha dicho que era bastante probable que el estradiol también saliese alterado, de manera que esta tarde, cuando tuviesen los resultados, me llamarían para ajustar la dosis de medicación.
Hace un rato me han llamado. De momento sigo con la dosis de Gonal igual pero me han introducido ya el Orgalutrán (suerte que soy previsora y esta mañana llamé a la farmacia para encargarlo). Me ha comentado la enfermera que el estradiol no ha salido elevado, y que para "frenarme" han decidido introducir ya el Orgalutrán, esta misma tarde, pero sin bajar la dosis de Gonal.
 
Y soy tan tonta que me he venido abajo. Yo no sé si es por miedo (que tengo mucho) o por desconocimiento (que tengo todavía más) pero  me ha agobiado muchísimo la idea de pensar que no sepan controlarlo y que lo que pasó en las otras dos FIV se repita en esta!
 
Y luego pienso, "jolín, qué tonta soy! es un tío con lo menos 60 años, o más, que lleva toda su vida tratando con la reproducción asistida, ¿de verdad crees que eres tan extraordinaria que nunca ha visto un caso como el tuyo?"
 
No sé si es normal en estos casos, porque tampoco he hablado con muchas personas que estén pasando por lo mismo, pero si por mí fuese iría cada día a la clínica, porque siempre salgo pensando que se me ha olvidado preguntar algo, siempre se me ocurre algo cuando me subo al coche! No sé a los demás, pero a mí poder hablar de este asunto con gente que lo trata en su día a día me aporta mucha tranquilidad y yo creo que, en estos casos, es lo mejor que puedes tener.  
 
En fin, que espero que esta semanita que queda hasta la punción pase con más tranquilidad, porque estoy aceleradísima, y esto, desde luego, no ayuda en nada.
 
Así que, hale, a seguir currando!

martes, 11 de octubre de 2016

YA ESTAMOS DE VUELTA

Ya estoy de vuelta, de vuelta en todo. Llevo ya 3 días pinchándome de nuevo, hoy será el 4º día. El jueves 13 vuelvo a tener cita en la nueva clínica.
Mi chico y yo hemos estado analizando todo lo nuevo de este nuevo intento. De momento, y para empezar, es una clínica nueva, nuevas caras, nuevas sensaciones, nuevas instalaciones.....que eso, de momento, ya nos está haciendo bien.
Es, además, una clínica de referencia en España en el tema de reproducción asistida. A ver, tenemos la suerte de vivir en una gran ciudad, y aquí están las mejores, así que es el momento de aprovecharnos de sus ventajas!
 
El tratamiento está siendo diferente. Para empezar, comencé con anticonceptivos. Estuve 15 días tomándolos, para paralizar los ovarios y que todo estuviese relajadísimo antes de comenzar con el "merengue". Antes de iniciar con el tratamiento tuve una visita de control, para comprobar que todo estuviese parado. Así fue. Esto nunca lo hice antes.
 
Me dijeron que tras dejar los anticonceptivos me podría bajar la regla, o no, pero que era indiferente, que lo importante es que ellos controlasen mi nivel hormonal. Finalmente la regla me bajó 5 días después de dejar los anticonceptivos, y justo era el día que comenzaba con pincharme Gonal. A mí se me presentaron dudas...porque claro, si el endometrio tiene que comenzar a crecer ahora, no sé si la regla era lo que tenía que pasar, pero me dejaron claro que era muy normal.

Los controles ahora son diferentes. En mi anterior clínica nunca controlaron los niveles de hormonas en sangre. Simplemente miraban los ovarios en cada visita, si crecían folículos y si en endometrio engordaba. Aquí es diferente. Antes de cada visita tengo que hacerme un análisis de sangre. Allí comprueban el "estradiol", y tras ello, hacen una ecografía y visito a mi médico. Me comentaron que, una vez tengan los resultados de la analítica me llaman para confirmarme que la dosis sigue igual. Segundo cambio, aunque para mí importante. Si el tema, como dicen, es controlarme hormonalmente, me tranquiliza que haya tanto control.
 
Ayer, por otro lado, tuve visita con el anestesista. Otra cosa que jamás me hicieron en la otra clínica. Preguntas, pruebas médicas......
 
Sé que todo eso no va a cambiar mis óvulos, pero por lo menos tengo la sensación de no estar repitiendo otra vez el mismo proceso que, lamentablemente, no salió bien.
 
Os seguiré contando
 
 

miércoles, 31 de agosto de 2016

Tomando el sol pensamos en CAMBIAR DE CLÍNICA

El verano ha dado para mucho. Hemos pasado un mes de agosto muy tranquilo, relajados, viajando, tomando el Sol, comiendo, queriéndonos mucho y felices. Sorprende que después de los mazazos que nos estamos llevando mi chico y yo nos sigamos queriendo tanto. Pero así está siendo, y eso me hace feliz.
El último negativo nos hizo daño, claro que sí, pero también nos hizo abrir los ojos.
En su momento, cuando empezamos con los tratamientos, optamos por una clínica en mi ciudad que estaba bien, en un buen hospital,  y que además, a nivel de precios, era muy competitiva. Hacían descuentos por ser de mutuas privadas, y así, de alguna manera, aliviaban el tema.
Sin embargo, poco a poco se han ido "actualizando" a nivel de precios, por lo que no tiene nada de diferente con los otros centros de mi ciudad.
 
Después de este último negativo, hemos decidido CAMBIAR EL RUMBO, bueno, en realidad, seguimos con el mismo rumbo, y lo que hemos decidido es CAMBIAR DE BARCO.
 
Decidido esto, en agosto fuimos a una clínica pionera en España en temas de fertilidad. Al principio los precios distaban de los ofrecidos por mi clínica, pero ahora están prácticamente igualados. Y, como me dijo mi marido, tenemos que ir al mejor sitio para conseguirlo, al mejor de todos.
 
Así que pedimos cita. La idea era indicarle al doctor que queríamos hacer ovodonación, porque eso nos habían dicho (de hecho, venía de hacer el primer ciclo, con tres transferencias!). Al comentárselo al doctor nos dijo que yo soy muy joven, que mi marido no tiene problemas, y que quería hacerme un par de pruebas antes de decidir una opción tan drástica. Me dijo que sería honesto, y que nos hablaría muy claro, que nos hablará directamente de porcentajes de éxito.
Me ha hecho unos análisis hormonales que se realizan en los 5 primeros días del ciclo, y una ecografía en 3D, para ver las reservas foliculares. El día 6 tenemos visita para decidir qué hacer.
Ahora estoy temblando. Yo la decisión de ir a ovodonación ya la tenía tomada, la verdad. Claro, por supuesto que si pudiese hacerlo con mis óvulos lo haría, ¡cómo no lo iba a hacer!, pero es que no han dado resultado en 4 años y medio, y tras dos fiv con óvulos propios!
 
Tras la primera visita, mi marido y yo hemos hablado de opciones. El doctor fue claro, nos comentó que nos dará porcentajes de éxito. Si lo que me ofrece con mis óvulos no supera el 40-50% de probabilidades de éxito no lo haremos, y lo tengo bastante claro. Yo no juego más a la ruleta rusa.
 
La próxima semana tenemos hora con él, para valorar el resultado de las últimas pruebas y decidir! Lo esperamos con ansia

miércoles, 27 de julio de 2016

Otra vez....negativo! y VOLVER a empezar!

El día 25 de julio no fue un buen día, no lo fue. Como dije, la beta tendría que haberla hecho antes, pero preferimos no hacerla en fin de semana, y oye, si el lunes no me había bajado la regla, pues a por ello!. Efectivamente, no me había bajado la regla, pero yo sabía que había sido negativo. Tenía las molestias previas a la regla. Ya, ya sé que  pueden ser síntoma de embarazo, pero cuando ya llevaba 2 transferencias de este ciclo fallando, la verdad es que asumí que la 3ª también iba a ser así.
 
Ya sé que el pesimismo no es forma de tomárselo, pero no sé, intenté hacer una barrera, un escudo, y con el rollo de decirme muchas veces que seguramente no funcionara, estar preparada para el no. Pero nada más lejos de la realidad. No fue no, y el no duele como un no, te hayas preparado como te hayas preparado. Lloré como una tonta, maldije mi mala suerte, odié lo que me está pasando, y encima me quedé sin opciones. Ahora ya no tengo más embriones de este ciclo, ya no queda nada más, así que tengo que volver a empezar, volver a pagar, volver a rezar porque salga bien, volver a esperar a que la chica que me done sus óvulos no sea como esta (que pese a ser muy altruista, no me ha dado ningún final feliz), volver a pasar por transferencias, volver a pasar betaesperas, volver a la progesterona, a los pinchazos, volver a los análisis, volver a la incertidumbre y volver al miedo. VOLVER, y esta vez, como dice la canción, con la frente marchita.
 
 

lunes, 25 de julio de 2016

Esperando el resultado

Esta mañana, tempranito, me hice el análisis. Me organicé una buena mañana de trabajo, pues pensé que así sería más llevadero. Pero no. He mirado el  móvil desayunando, en el trabajo, en la pausa para el café, he mirado mil veces y de momento no ha llegado el mensaje.
Estoy cagada, y la vez, no sé por qué, triste. En el fondo creo saber el resultado, pero intento mantener la cabeza fría. No me auto convenzo del positivo, pero intento no centrarme sólo en el negativo. Los dolorcillos en el ovarios no ayudan, la verdad, no ayudan nada. He ido al baño 2000 veces esta mañana, e inspecciono el papel como si fuese un CSI.
Quiero recibir ya el resultado, salir de dudas, respirar. Es curioso porque lo primero que siempre he pensado con los negativos es lo ridícula que he sido las últimas 2 semanas, no bebiendo nada de alcohol, no cogiendo peso, no haciendo cosas que no deben hacer las embarazadas, cuando yo no lo estaba.......
En fin, que espero salir de dudas antes de comer, y soltar este peso que tengo ahora mismo en la garganta, que casi no me deja tragar. Qué cansada de vivir todo esto! 

viernes, 22 de julio de 2016

¿Serán mi hijos de dos donantes de óvulos diferentes?

Hace días que le doy vueltas a una idea. Este ciclo de ovo comenzó bien. A la donante le sacaron 8 óvulos, 7 fecundaron y finalmente 4 embriones siguieron adelante, aunque yo, sinceramente, esperaba muchos más. Sí, esperaba más, pues porque no me parece muy normal que una chica de 21 años, sin  problemas de ningún tipo, sana y fértil, sólo dé 8 óvulos maduros, cuando muchas de las que tenemos problemas, tras una estimulación, hemos dado muchos más (es verdad, luego de una calidad pésima, pero bueno......).
 
La cuestión, al tener 4 embriones pensé que tendríamos suerte, e incluso podríamos tener hermanitos. La cosa, después de 3 intentos fallidos, se limita al que ahora estamos esperando. A la divina Providencia le pido que se quede, por favor, que esté conmigo para siempre. Pero sí me han asaltado algunas dudas, de esas tontas y absurdas que te asaltan (yo creo que he tenido todos los pensamientos que se pueden tener sobre estos temas).
 
A lo que iba, que me enrollo. La idea que me he planteado es que si este último embrión, al final, por fin se convierte en nuestro  hijo, me asaltan dudas respecto de si tendremos un segundo hijo. Muchos de vosotros seguramente me estéis diciendo tonta. Pero para mí, que ya resultó difícil dar el paso a la ovodonación, sería rizar más el rizo si tengo que plantearme tener un hijo que, genéticamente, no será hermano de su hermano al 100%, ¿me explico?
Qué estupidez, verdad? A veces pienso qué pasaría mi madre nos dijese, por ejemplo, que alguno de nosotros somos hijos de otro padre (qué novelón, no?).....qué me digan a mí ahora que mi hermano no es mi hermano!!!!!!!
En fin, que esto de la ovodonación de ayuda a no tener que ver pelis de ciencia ficción, porque me las monto sola!

martes, 19 de julio de 2016

Alargando la beta espera

Mañana hará una semana que me hicieron la última transferencia de este ciclo de ovo. Espero que sea la definitiva, por favor, por favor!
 
Estoy muy tranquila. Ni estoy pendiente de los síntomas ni estresada en ningún sentido. En realidad, es como si estuviese ya tan acostumbrada a esta situación que ya ni me altera. De hecho, le pedí a mi doctora hacerme la beta 2 días más tarde. ¿el motivo? pues porque todo tiene que ser más natural. Oye, si es, pues va a ser igualmente, y si no, pues si me baja la regla antes me evito otro pinchazo y esos nervios horribles cuando vas a por el resultado.
Ya sé que la mayoría de las que están en mi situación matarían por hacerse la prueba antes y salir de dudas.....pero....¿para qué? Prefiero estar tranquila, y si voy a hacerme la prueba que sea porque no me ha bajado la regla y porque hay opciones. Si no, paso de otro pinchazo!
 
Hoy mi chico me preguntaba qué estoy sintiendo esta vez. Pues nada en especial. Estoy bien. Sí que noto el pecho hinchado, pero es normal porque llevo ya bastantes días con progesterona. También tengo pinchazos en el bajo vientre, pero también lo achaco a lo mismo. Con tan pocos días sólo la prueba en sangre, en una semana, nos hará salir de dudas.
 
Así que estoy muy tranquila, esperando las vacaciones como agua de mayo. Estas van a ser tranquilitas, porque nos lo pide el cuerpo. Y disfrutaremos, porque no queda otra que seguir viviendo, venga lo que venga
 
 

lunes, 11 de julio de 2016

Próxima parada....transferencia

En dos días vuelvo a intentarlo! y qué mentirosa soy cuando digo que estoy muy tranquila y que me lo tomo con filosofía! Ya, ya sé que será la tercera transferencia de este ciclo de ovodonación, y que, caray, si ya han fallado 3 embriones en implantarse de los 4 que conseguimos, este lo tiene chungo. Pero  hoy mismo me he sorprendido a mí misma, cuando comentaba con mi chico las vacaciones de mi doctora, y le he dicho "vaya, pues no estará ella para la primera ecografía"
A ver, fiera, que soy  una fiera, no te aceleres! Que de momento ni te han llamado para decirte que el caballero ha superado la descongelación.....pobrecito mío!!! y ya estoy yo por la primera ecografía......pues no me queda ná!
 
Pero con esto me he dado cuenta que sigo loca por ser madre, por conseguirlo, así que también me ayuda a pensar que no me rendiré, que en realidad, aunque haya días que flaqueo, y mucho, no quiero rendirme porque deseo de verdad que seamos padres, que formemos una familia!
El otro día el Doctor que me entendió  porque la mía estaba de vacaciones, me comentó que estaba bien que lo intentase, porque así siempre podré decir que "lo he intentado". Pues mire, yo no he venido aquí a intentarlo, yo  he venido aquí a conseguirlo, por lo que intentarlo, sin ser madre, ni me sirve ni me consuela. Así que a por ello!  
 
 

lunes, 4 de julio de 2016

Yo sólo quería una ecografía....no un diagnóstico en 5 minutos

Hemos pasado unas semanas muy raras. En primer lugar, aunque una se hace la fuerte e intenta hacer ver que el negativo no le afecta tanto como podría esperar, porque las bolitas con el NO estaban en el bombo, en realidad sí me afectan, joder si me afectan!
 
La primera reacción es que hay que seguir, que no tenemos que rendirnos, bla, bla, bla! Pero luego van pasando los días, y la herida escuece un poco más. A esto debemos añadirle que por estas fechas hubiese sido madre, mi vida hubiese cambiado....y sin embargo, nada cambia cuando todo sigue igual!
 
La regla me bajó con retraso, y coincidió que mi doctora estaba de vacaciones, así que la primera eco post regla, para calcular la fecha de la  última transferencia de este ciclo de ovo, me la tuvo que hacer otro doctor. Fue educadísimo y majísimo, la ecografía casi ni la noté, y todo correcto. Sólo que, de repente, nos hizo una pregunta que nos dejó helados. "Si esta última transferencia que tenéis que hacer no funcionase, ¿habéis pensado qué hacer?" Pues sí, la verdad, ya lo habíamos hablado con mi doctora. Si esta transferencia no funciona como queremos probaremos otra vez, buscaremos otra donante, con fertilidad probada y volveremos a la carga.
Y entonces, nos dice "¿pero habéis pensado en descartar el factor masculino?" Vamos a ver, que yo me entere. A mi marido le han hecho seminograma, seminograma avanzado, Fish, cariotipo, carier map y todo divino de la muerte...... no, es verdad que no le han hecho una biopsia testicular, pero coño, ¡el problema no son los óvulos?????!
 
Ya habíamos hablado de esto con mi doctora, y ella me dijo que está prácticamente segura de que el problema está en los óvulos, que no hay un factor masculino. Este doctor es andrólogo, especialista en infertilidad masculina, y como me dijo mi marido,  con cara de acojone, especialista en rajarle los huevos a los tíos!!!! jajajaja. Supongo que cada uno sabe de lo que sabe, pero yo sólo quería que me hiciese una ecografía, para que no se nos pasase el día de la ovulación. No nos conoce de nada, no ha visto nuestras pruebas, ni nuestros óvulos, ni nuestros embriones, y nada de nada......es fácil opinar, y seguro que es un magnífico doctor con muchísima experiencia, pero hace 2 años que lidiamos con mi doctora, que nos está intentado ayudar, que nos ha diagnosticado y que nos ha hecho las pruebas que cree que han sido necesarias ¿de verdad es tan gratuito opinar? No vio ni un sólo resultado, y sólo con lo que le explicamos en 5 minutos nos propuso la biopsia testicular.........
 
Me dejó helada, triste y muy tocada. Yo ya he renunciado a mis óvulos, por tanto, ya está. No opines sin saber nada de nosotros, con 5 minutos de visita, no nos metas más miedos en el cuerpo, más dudas, más interrogantes ni más agobios porque no nos los merecemos! Yo sólo quería una ecografía, nada más!
 
 

lunes, 6 de junio de 2016

¿jugamos a la ruleta rusa?

Estoy hecha un lío, bueno, estaba hecha un lío.
 

Hace un mes y medio más o menos (cuando estaba esperando la beta de la primera transfer de OVO) recibí una llamada de la Seguridad Social, rollo en plan "ha sido vd. seleccionada para un tratamiento de fertilidad" Hurra!!!!!!!! hubiese gritado meses antes. Pero más que una alegría, lo que me supuso fue un agobio importante.
Al hacer mi segunda FIV mi doctora me dijo que la cosa pintaba mal, muy mal, y que si esa vez no funcionaba no sería ella la que me animaría a volverlo a intentar con esos óvulos. Tras la llamada, al principio dudé, en plan "oye, un ciclo entero sin pagar nada, ¿y si suena la flauta?" Pero luego me senté con mi chico y hablamos largo y tendido. No somos ricos, pero el dinero no es el problema, por lo menos por ahora. Si optamos por la ovodonación no fue porque no pudiera seguir haciendo ciclos con mis óvulos, sino porque con la calidad que tienen era difícil obtener embriones en condiciones, y lo peor, conseguir que sigan adelante (ya había pasado por un aborto, y si puedo elegir, uno y no más, Santo Tomás!). Mi doctora también podría haberme animado a hacerme uno o dos tratamientos más con mi propios óvulos, en plan, vamos, que no perdemos nada. Y cuando por fin quedase más que clara la evidencia que ahora vemos, entonces, pasar a ovodonación. Fue sincera, me dijo lo que realmente creía que solucionaría mi situación, y confié en ella, confío plenamente en ella. Y la decisión de ir a ovo fue difícil, pero fue meditada, pensada y estudiada, debatida por los dos implicados y DEFINITIVA.
Conclusión, cuando me llamaron del la Seguridad Social les dije que ya no estaba interesada en hacer el tratamiento, y me quité un peso enorme de encima. No quería volver a pasar por todo eso sabiendo lo que sabía que pasaría, porque sólo lo hacía porque el tratamiento era "gratis". Bueno, gratis económicamente hablando, pero no gratis desde el punto emocional. Eso es caro, carísimo, y esa parte no está subvencionado por la Seguridad Social.
 
Por otro lado, antes de hacer la última transferencia de este ciclo de ovo me he tenido que hacer unos análisis complementarios, para controlar no sé qué hormona, y esperar que todo estuviese bien. Por tanto, con el siguiente ciclo volveremos a la carga.
La cuestión es que esto hace que las vacaciones estén en el aire: porque si es positivo, no quiero irme a Cuba (ni por el vuelo, ni por el cansancio, y por el Zica...) y si es negativo, se divisan grandes gastos en el horizonte, así que tampoco creo que vaya a ir a Sidney!
 
La conclusión, una vez más, paciencia, paciencia y paciencia!

domingo, 22 de mayo de 2016

Segundo negativo en la ovodonación!

Ayer fue el día de la beta......y fue negativa. Recapitulo un poco.
 
La verdad es que esta vez he remontado antes. No sé si es que me estoy empezando a inmunizar, pero aunque la llamada con el negativo me dolió, y mucho, seguí con mi día, seguí con mi vida, no se paró. Tras hacerme el análisis nos fuimos a comprar unas cositas de menaje que necesitábamos. Nos llamaron justo cuando estábamos en la tienda, y aunque por un momento tuve ganas de ponerme a gritar, fui capaz de seguir con las compras. Cuando salimos los dos estábamos tocados y decidimos ir a casa, porque en nuestra intimidad lo viviríamos mejor. Fuimos a casa, nos desmontamos, nos dejamos caer en el sofá, hastiados y heridos. Pero fuimos capaces de salir a comer, pedir vino, brindar por querernos, y pasar la tarde fuera, paseando, haciendo unas compras que necesitábamos, y viviendo.
 
Al llegar a casa mi marido me planteó algo que me dejó en shock : me dijo que quizás la adopción podría ser una opción. A ver, no es que no sea una opción, como lo es todo en la vida, pero este no es el momento de plantearlo, todavía no toca. Yo quiero ser madre, y por ahora lo seguiré intentando de otra manera. Mis óvulos no funcionan y los hemos cambiado, así que es cuestión de seguir intentándolo.
 
Mi doctora me llamó y estuvimos hablando un rato largo. Le planteé todas mis dudas. ¿hay algo más que podamos hacer? ¿hay más pruebas que tengamos que hacer? y me dijo "Alegría, podemos hacerle una biopsia testicular a tu marido si te quedas más tranquila, pero estoy convencida que no está ahí el problema"· y añadió "estoy casi convencida que es una cuestión de suerte, y que creo que esta vez no hemos tenido suerte con la donante". ¿lo cualo? a ver, no me jodas, que yo tengo 30 y pocos años, y estamos usando óvulos de una persona de 21......no me jodas! me dijo que es poco habitual que pase, pero que a veces no se acierta con la donante a la primera. Ya, ya, pero es que a mí me está costando una fortuna todo esto, económica y emocionalmente hablando. Todo hace pensar que tengo un problema en los óvulos, porque en apariencia son feos, amorfos y raros, y porque la vez que me quedé embarazada mi hijo dejó de latir por una enfermedad cromosómica. Vale, trágate esa, mastica y traga saliva, porque es la decisión más dura que he tomado en mi vida: SERÉ MADRE POR OVODONACIÓN. Pero claro, cuando ya has renunciado a tanto, tantísimo, lo que no esperas, bajo ningún concepto, es que la ovodonación falle, eso sí es IMPOSIBLE.
 
Tengo un embrión B+ congeladito, y hoy ya me está bajando la regla. En unos 12 días volveremos a estar pensando en la transferencia de mi último chico. No obstante, hemos tomado una serie de decisiones. Si mi chico se queda voy a ser la mujer más feliz del mundo, y mi marido y yo hemos decidido que seguramente sea hijo único.....porque el resto de nuestros recursos los queremos destinar a educarle, viajar con él, ser felices, disfrutar de la vida y vivir.
Si mi chico no se queda volveremos a intentarlo, con otra donante, pero también hemos hablado con mi doctora, y quiero una donante que ya haya donando antes y que existan niños sanos nacidos de esa donación, es decir, fertilidad probada. Como dijo mi doctora "quiero a la donante más fértil de toda la cartera de donantes". Seremos flexibles con la altura e incluso podríamos serlo con el grupo sanguíneo. Pero si vamos a por ello, quiero seguridad, quiero probabilidades reales, y quiero, por fin, vivir mi sueño y no estar toda la vida esperándolo.
 
Hoy he intentado volver a mi vida. Esta mañana he ido al gimnasio, he hecho cardio casi una hora y he nadado. Cuando he salido del gimnasio me sentía muy bien. También he decidido que la próxima beta espera voy a hacer ejercicio, sin impactos, bicicleta, quizás caminar, pero creo que voy a ir cada día, porque no puedo parar mi vida cada vez que intente quedarme embarazada. Obviamente, no voy a beber, ni a fumar (yo no soy fumadora) ni voy a irme a hacer submarinismo, escalada o boxeo. Pero sí voy a seguir haciendo ejercicio, sobretodo para que la progesterona no me haga tantos efectos secundarios, porque tengo el abdomen de la retención de líquidos que da pena!
 
En fin, voy a seguir disfrutando del domingo, pensando en positivo, dispuesta a seguir luchando e intentando ser feliz. El otro día vi uno de esos videos que a veces cuelgan en Facebook. En él decían que preguntadas personas que estaban en sus últimos momentos de vida sobre si se arrepentían de algo en su vida, prácticamente todos decían que no se arrepentían de nada de lo que habían hecho pero casi todos decían que sólo se arrepentían de todo lo que no habían hecho. Yo no voy a arrepentirme nunca de haberme dado por vencida, porque yo no voy a rendirme, y vamos a conseguir se padres con ovodonación.   

martes, 17 de mayo de 2016

¿Qué esperar cuando se está esperando?....la betaespera

Hoy hace justo una semana de la transferencia. Las reflexiones sobre qué estará pasando en mi útero siguen presentes. Ahora, además, pienso eso de "lo que tenga que ser, ya es". Zipi y Zape deben estar ahí, enganchados a su mami, porque es lo que ella más desea en el mundo, y porque ellos dos se lo merecen, su padre se lo merece y su madre se lo merece!
 
Os cuento un poco estos días de espera. Este fin de semana hemos estado fuera. La verdad es que ha ido muy bien, muy dulce. Nos ha ayudado a relajarnos, y a que estos días se pasen más entretenidos. Mira, con la tontería, ya es martes y el sábado 21 poco a poco se va acercando.
 
Esta betaespera está siendo tranquila. Los primeros días noté mucho movimiento ovárico, por ubicarlo en algún sitio. No tengo la menor duda que es la progesterona aunque este movimiento me hizo pensar mucho en Zipi y Zape, y en que quizás se estaban acomodando en casa, seguro que era eso. En los tratamientos anteriores tomaba 1 o 2 óvulos de progesterona. De hecho, en uno de ellos tomaba sólo uno por la noche, y en el anterior tomaba uno por la mañana y otro por la noche. En este son 3 tomas diarias, pues se ha incluido también la del mediodía, y supongo que por eso es diferente lo que siento.
 
Físicamente, estoy muy rara. Tengo el abdomen como nunca lo había tenido. Es cierto que en los últimos años he cogido peso, no voy a negarlo. Pero yo nunca me había visto así, estoy hinchadísima! Es como si todo lo estuviese cogiendo en la barriga y cintura, y es horrible como me veo, sobretodo cuando me veo desnuda. A esto debemos añadirle el pecho, que lo tengo a tope, hasta el punto que no me cierra alguna de mis chaquetas...así que ya os podéis imaginar. Sé que es lo necesario para conseguir lo que queremos, pero me veo mal, y no me gusta. Normalmente, cuando me siento así, me cuido comiendo  y me vuelco en el gimnasio, y poco a poco me siento mucho mejor. Mi doctora me dijo que podía hacer vida normal, salvo relaciones sexuales y baños sumergidos la semana posterior a la transferencia. Pero, sinceramente, no me veo yo yendo a spinning (soy una adicta) o a gap, no me sentiría bien. En primer lugar, porque el pecho me duele bastante, así que la idea de dar botes en una bice pues como que.....madredelamorhermoso!!!, y porque, en cierto modo, pienso que aunque no se van a caer, quizás impactos no sea lo que más les conviene.
Además de eso, evito coger peso (la bióloga me dijo que no más de 10 quilos) y no bebo nada de alcohol. Y por supuesto, las tomas de progesterona en sus horas, y ácido fólico y adiro cada mañana. Ah, y cada mañana me toco en el bajo vientre y les deseo buenos días.
 
Y así van pasando los días, deseando que llegue el sábado, y con mucho miedo también. Tengo muy buena sensación, creo que esta vez es la definitiva, lo siento así, pero me da pavor pensar en otras opciones.....conclusión: no pienso en ellas  e intento disfrutar de estos días.
 
Ah, se me olvidaba! Lo que sí que estoy haciendo estos días es cantar mucho, mira tú por donde. Estoy contenta, y tranquila, así que he cantado mucho, porque esa es la mejor manera de pasar estos días, cantando y disfrutando del momento.  
 
 
 
 

jueves, 12 de mayo de 2016

LA IMPLANTACIÓN

Resultado de imagen de implantación de embriones fiv
 
 
Hoy hace dos días que me hicieron la transferencia de mi dos embriones. La bióloga, al darnos la foto, nos dijo "aquí tenéis a Zipi y Zape", y me gustó. Así los llamaré....por ahora, claro! jajaja
Hoy me ha surgido una duda....."¿cuándo se supone que implantarán?" He buscado por internet (demasiada información, lo sé) y he encontrado información. La implantación se produce desde el día 20 al 24 del ciclo (alrededor del día 6-7 después de la fecundación). Claro, todo esto está muy bien si "encargas" a tu baby en casa, pero en mi caso, Zipi y Zape ya estaban fecundados cuando vinieron a mí. Mi doctora me dijo que eran embriones de 4 días (tenían 4 días desde la fecundación) y ya han pasado 2 días desde la transferencia. Y si se deben implantar cuando tienen 6-7 días, esto debe producirse entre hoy y mañana, si no me fallan las cuentas, no?
 
Me acuerdo de las tres betaesperas anteriores, en las que no me planteé esto. Simplemente, cuando quedaban pocos días pensaba..."bueno, lo que tenga que ser ya es". Pero ahora lo que tenga que ser está a punto de serlo, así que no dejo de pensar en ellos, para enviarles todo mi energía positiva, y pensar que estos sí, estos sí que son los que me van a hacer madre, por fin!
 
Me gusta estar positiva. Porque, al fin y al cabo, yo ya he estado embarazada, por lo que mi endometrio es bueno, y soy capaz de gestar. Estos son mis chicos, claro que lo son, y van a estar divinos de la muerte conmigo! Así que eso es lo que pienso, que seguro que ya están aquí, cómodos y agustito conmigo, y que por fin nos van a permitir vivir lo que tanto queremos mi marido y yo.
 
De momento, lo que tenga que ser.....se está haciendo!

martes, 10 de mayo de 2016

Transferencia

Hace unas horas, unas 5 horas, que me han transferido a mis chicos. Ya están con mamá!
Voy a explicar un poco en qué consiste esto de la transferencia de embriones.
 
En la consulta del centro te visitan, más o menos 10 días después de haber tenido al regla. En mi caso siempre he ido por ciclo natural, porque soy bastante regular, y nunca creyeron que fuera necesario ponerme más parches ni más hormonas en mi cuerpo serrano. Bien, una vez vas a la consulta empiezan a comprobar, mediante ecografías vaginales, cómo tienes el endometrio y si ya has ovulado o estás apunto de hacerlo. En la transferencia anterior como el folículo todavía no se había roto me tuve que pinchar ovitrelle, para asegurar la ovulación en el momento adecuado. Esta vez, al visitar a la doctora, me dijo que justo acababa de ovular, y por tanto, no necesitaba hormonarme.
A partir de la ovulación, entre 3 y 4 días después, programarán la transferencia. Y desde ese momento tienes que ponerte progesterona y tomar ácido fólico a diario. Yo desde el viernes pasado me he puesto progesterona, vía vaginal 3 veces al día. La verdad es que para mí es de lo más pesado del tratamiento. Yo tengo bastante pecho, y ya de por sí, tanto cuando ovulo como con la regla, lo tengo bastante sensible e hinchado. Con la progesterona el pecho se me pone rollo Chicholina! ;P. En las transferencias anteriores me ponía 2 veces a día, y ya iba a tope....en esta me pongo 3! yuuuju!
 
En este ciclo, además el ácido fólico y la progesterona, estoy tomando "adiro", que es ácido acetilsalicílico (aspirina, vaya). En realidad esto se toma para evitar problemas de coagulación, que también puede evitar problemas de implantación. En realidad mi doctora me dijo que no era necesario, pero yo se lo pregunté (lo había leído por algún lado) y me dijo que si me quedaba tranquila me lo recetaría. Ella y yo nos reíamos porque cuando mi marido preguntó "pero eso que es?" yo le contesté "es un placebo". Es verdad que mal no me va a hacer, pero cuando tuve en el aborto me hicieron pruebas de coagulación y no hubo nada extraño. Pero bueno, nada está de más  si no me va a hacer daño.....todo lo que pueda ayudarme, pues mejor.  
 
En el momento de la transferencia estaba nerviosa. Una hora antes tienes que tomarte un Valium, que te relaja, e ir con ganas de hacer pis, porque con al vejiga llena se ve que es más fácil ver el útero con el ecógrafo. En fin, que vas allí, entre medio atontada con la progesterona y el Valium, las ganas de hacer pipi, y los nervios. Allí tienes que desnudarte de cintura para abajo, con los patucos, el gorro, y la bata. Mi amor también, allí, enfundado en su bata y su gorro. 
Una vez estás en la camilla te colocan el espéculo......habrá quien lo aguante mejor y quien lo aguante peor.....a mi no me gusta nada! luego te pasan una cánula hasta el útero,  y en ese momento, la bióloga dice tu nombre "Alegria, dos embriones" y entonces los ves en la pantalla, te dicen que van evolucionando bien, y es el momento más bonito de todos. Ahí están mis amores, ahí están por fin, y en unos minutos estarán con su mamá. Entonces la bióloga los recoge, como si los aspirase, y se los ha dado a mi doctora. En un segundo nos han enseñado la manchita de líquido en mi útero. Ahí están tus dos embriones!
 
Esta tarde no he trabajado, tengo la suerte de poder decidir si trabajo o no. Y aquí estamos los tres, en casa, esperando a que mi chico vuelva de trabajar. Llueve, y lo estoy viendo por la ventana. De hecho, he abierto la ventana del balcón y estoy escuchando como llueve, y me siento feliz, porque no estoy sola, ellos dos están conmigo, pase lo que pase estos días van a estar conmigo! Y es lo que más deseo del mundo
 

Hoy.....segunda transferencia de congelados!

Hoy está programada la segunda transferencia de este ciclo, con embriones congelados. Ayer me llamaron del laboratorio, para decirme que la descongelación había ido bien, y confirmar la hora de la transferencia......venga, primera prueba superada!
 
Al final hemos decidido transferir 2 embriones. Nos quedan 3 embriones congelados, dos juntos y uno separado. Hemos decidido optar por los dos juntos. ¿por qué? pues un poco por lo que os expliqué hace unos días: si lo intentamos con el que está solo y funciona, quedan 2 congelados para la siguiente transferencia, cuando queramos tener un hermanito (qué rarísimo me suena hablar así). Pero, como también os expliqué, si ya tengo un hijo no me arriesgaría a poner dos embriones en la siguiente transferencia, lo que significa que los tendría de descongelar a los dos, poner uno y esperar que el otro consiga llegar a blastocito para poderlo volver a congelar! Demasiado riesgo, complicado! Además, y voy a ser sincera, si me pongo dos ahora las posibilidades de quedar embarazada aumentan! Sí, soy consciente de que el éxito total no se garantiza, y que en esta lotería siempre está en el bombo la bolita del no. Pero tengo tantas ganas de superar esta fase que vamos a intentarlo así. 
 
He hecho, mentalmente, una lista de pros y contras. Por un lado, es cierto que si el embarazo se produce y es múltiple, implica más riesgos, es más difícil que el parto sea a término, que a partir del final del segundo trimestre hay que ir con mucho cuidado, más relajada (y mi trabajo poco margen me deja) y demás. Pero también es cierto que si son dos, al final ya habremos conseguido lo que queríamos y, como dice mi doctora, son riesgos asumibles. Tendremos dos hijos, y por fin acabaremos con esto! También puede pasar que el embarazo sea positivo, pero sólo de uno, así que de alguna manera les habremos dado su oportunidad a los dos de quedarse con nosotros (y no dependiendo de que, tras la descongelación, llegue a blasto). También incluimos en la lista de pros el hecho de que transfiriendo dos el porcentaje de éxito se eleva, según mi doctora, hasta un 75% (sin perder de vista el temido no, claro está). Así que, está decidido, y lo intentaremos con dos!
 
Hace apenas 15 días que tuvimos el negativo de la primera transferencia con ovodonación... y de repente nos vemos ya viviendo la siguiente! La verdad es que es estupendo ir así de rápido, porque realmente "un clavo saca otro clavo", pero "ay si no va bien", a ver quién narices me recoge del suelo!

En fin, que en unas tres horitas mis chicos estarán, por fin, con mamá. Mi marido me ha enviado un mensaje esta mañana....dice que está muy animado y contento, y que va a ir muy bien porque lo intuye! Qué bonito es!

Mañana os explico experiencias!
 
 
 
 
 
 

martes, 3 de mayo de 2016

No soporto a las embarazadas! Y PUNTO

Cuando decidí tener un blog me propuse dejarme de remilgos, que ya está bien de decir siempre lo "políticamente correcto". Total, aquí no voy a ver la cara de nadie cuando diga lo que realmente pienso: NO SOPORTO A LAS EMBARAZADAS.
 
No es justo, no quiero que sea así, yo estaba antes, me tocaba a mí antes que a ellas ser madre (porque cuando yo me lo propuse alguna ni conocía al padre de su criatura) y no me da la gana alegrarme por ellas, y punto. Y sé que quizás mucha gente piense que eso no me ayuda, que pensar así no me aporta nada, pero joder, lo que no me aporta nada de verdad es callármelo más. Pues sí, no soporto a nadie que esté embaraza. Ya sé que cada uno sabe  y padece lo que le ha tocado vivir, y que seguramente yo no soy consciente de lo que otro puede llevar a envidiar que esté felizmente casada si es lo que ansía, seguro que es así, pero chica, a mi me ha tocado esto, y no lo soporto. Por supuesto que no deseo nada malo, pero tampoco me alegro, y creo que es un sentimiento humano.
 
Hay gente que se da por aludida, y que intenta evitar el tema. Otra, sin embargo, le importa un bledo tu cara, y cuando salen de hacerse la ecografía de su hijo te envían la foto, pese a saber que a ti te está costando el tema una eternidad, y no sabes si borrar la foto, con contacto o quemar el móvil! Mira, cada uno lo lleva como buenamente puede, pero en mi caso, no quiero ver ecografías de nadie, no quiero que me digan lo que pesan sus hijos, cuando mide ya el bebé, me importa un bledo cuándo parirán, si lo harán de pie, tumbadas, o en el agua! Y no quiero saberlo porque lo único que me interesa es vivirlo yo! Y PUNTO   

Cuanto todo sigue igual......nada cambia!

Cuando haces un tratamiento de fertilidad lo vives con emoción, y con la esperanza de que, tras él, todo cambie. Que de repente tengas que dejar de pensar en pinchazos, esperas, síntomas, análisis , punciones, blastocitos y demás, y comiences a pensar en ecografías, fechas de parto, carritos, posibles nombres y habitaciones de bebé.
Pero, cuando tras un tratamiento, tienes un negativo, además de la pena que obviamente sientes, desespera volver a estar igual, volver a estar otra vez a la casilla de salida. Mi chico dice que eso no es verdad, que ahora sabemos mucho, muchísimo más que al principio, que vamos despejando dudas e incógnitas, que ahora ya sabemos por dónde hay que tirar.....pero a mi me cuesta verlo así. Es como un partida de parchís....tiras, avanzas y caes en la casilla de "puente", y vuelves atrás, "porque te lleva la corriente" o peor, caes en la casilla de muerte, cuando ya casi estás en la meta, y vuelta a empezar.
 
Me siento triste. Estoy apática, muy apática. Y eso que este viernes ya vuelvo a tener hora con mi doctora, para fijar el día de la segunda transfer. Aún así, estoy desganada, apática, y sin muchas ganas. Y no me gusta, que conste que no me gusta ser derrotista, que yo soy una persona positiva, feliz,  y que siempre pienso en positivo, o lo intento.
 
Es que pienso en pasar otra vez la beta espera de las narices, y me desespera. Contando los días, las horas, los ratos, intentando distraerte, no haciendo tu vida normal "por si acaso"....no bebo....no sea que; no hago deporte porque no sea que el impacto le haga daño; no voy a nadar por evitar "sumergirme" no sea que; no me tomo un ibuprofeno, aunque reviente, no sea que....;
 
Algún día será el positivo, el definitivo, seguro, y entonces habrá valido la pena todo lo hecho por el camino. Seguro

martes, 26 de abril de 2016

¿NOS TRANSFERIMOS UNO O DOS?

Resultado de imagen de embriones fiv
 
Creo que soy una persona positiva. En mi trabajo muchas veces animo a la gente a serlo, a ver valiente, y a tomar las riendas de las situación. Ahora las riendas las tenemos que tomar nosotros, y lo tenemos que hacer pensándolo con cabeza.
 
Como os expliqué, del tratamiento de ovo conseguimos 4 embriones, 2 calidad B+ y otros 2 calidad C+. Los dos B los congelamos por separado, porque decidimos ir uno a uno. Los otros 2, de calidad más normal, decidimos congelarlos juntos. La idea sería ir de uno en uno en los primeros intentos, y si los dos primeros no funcionaban, el tercero probar con los dos últimos a la vez.
Pero ahora todo ha cambiado. El primero no ha funcionado, como ya sabéis. Entonces, si en el segundo nos transferimos uno,  y funciona, nos quedan 2 congelados por si alguna vez queremos tener un hermanito. Pero claro, si ya tengo un hijo para mí sería impensable transferirme dos a la vez, porque la ley de Murphy podría hacer de las suyas, y que los dos se quedasen. Por tanto, si sólo quisiéramos transferir uno, tendríamos que descongelarlos a los dos, poner uno e intentar congelar el otro, con el riesgo que hay que no lo aguante y se pierda fuera, cuando quizás dentro hubiese seguido. Es decir, nos arriesgaríamos a perder uno.
Por otro lado, si ahora me transfiero dos, y sale positivo, podría ser sólo de uno, de manera que seguiríamos teniendo uno congelado para el futuro, pero con la sensación de que a estos dos les dimos su oportunidad. Y si son dos pues, aunque logísticamente sería complicado de gestionar, ya estarían aquí los dos, y fin del trayecto.
 
En fin, que tengo un lío que ni te cuento. ¿os habéis visto en alguna así? ¿qué hicisteis vosotras?
 
 
 
 
 
 


Remontando el VUELO....y ¿ahora? ¿uno o dos?

La última entrada fue derrotista! Jo, cómo no iba a serlo! Ya sé que en los negativos siempre están ahí, que pueden ocurrir, que son una opción, pero para mí no lo era.
A ver, pero esto, ¿cómo narices funciona? inseminaciones, fiv, ovo y....¿nada?
 
Desde ya quiero decir, y no es que yo sea nadie para dar consejos, que él mío, si pudiese dárselo a alguien, sería no hacer más de 2 inseminaciones. Recuerdo la primera vez que fuimos a ver a mi doctora, que me dijo que las inseminaciones destrozaban psicológicamente a la gente, y vaya si es verdad. Es cierto que no son tan "duras" físicamente como las fiv, pero psicológicamente matan igual. Y cuando luego llegas a FIV un negativo te remata.  
 
Dicho lo anterior, qué os voy a contar qué no hayáis vivido. Pues que, joder, un negativo, por mucho que sea una opción en el tratamiento, es un golpetazo en todos los morros! Así, sin verlo venir. Pasas los días de la betaespera midiendo cada mínima sensación que crees poder tener: que si te da una arcada cuando te lavas los dientes, quizás no es porque el cepillo me haya tocado la lengua, sino porque quizás esté embarazada; que si huelo los ajos que mi vecina acaba de poner en la sartén no es porque apeste toda la escalera, es porque quizás esté embarazada; que si estoy muerta de sueño no es porque ayer me acostase a las mil acabando la peli, sino porque quizás esté embarazada........y así, suma y sigue! 11 días de la betaespera. Por no decir que te levantas al lavabo incluso de noche (que yo, que duermo como un lirón, es algo que jamás había hecho) para comprobar que todo sigue igual, blanco nuclear. De hecho, para mí eso (el blanco nuclear al limpiarme) era casi una prueba irrefutable de que había funcionado. Cuando vi el negativo llegué a decirme a mi chico "pero si  no he manchado nada", como si tan argumentación fuese irrefutable (y nada tuviese que ver los kilos de progesterona que te metes).
 
En fin, que al final te vas a casa, con tu negativo, y vuelves a oler el ajo de la vecina, el papel, al limpiarte, sigue saliendo blanco nuclear y al lavarte los dientes vuelves a sentir una arcada, sólo que ahora ya sí que es seguro que no estás embarazada!
 
Pasado el disgusto (por lo menos el de la pataleta y demás) llamé a mi doctora, y ayer nos vimos con ella. Ya sé que nos entiende, y también sé que no hay explicación, simplemente que a veces no funciona. Mi marido le hizo una reflexión, que a mí no me había hecho nunca, y que me gustó. Le dijo que si el problema estaba en los óvulos, pues que todo lo que habíamos hecho hasta ese momento, hasta esa primera ovo, no sirvió de nada. Y que aunque era mochila, porque lo era, teníamos que pensarlo así, pensar que había sido nuestro primer tratamiento, con opciones reales de embarazo. Y que la primera siempre es difícil. Y claro, yo en ese momento me quedé más enamorada de él de lo que ya estaba!
Ayer mismo me bajó la regla, dolorosísima, para que me enterase bien que está aquí. Y tenemos unos días para decidir qué hacer, si nos ponemos un embrión, como habíamos pensado, u optamos por los otros dos, que están congeladitos juntos......

lunes, 25 de abril de 2016

NEGATIVO....y nubarrones negros

El sábado era Sant Jordi. "Qué día tan bonito para hacerse la beta", me dijo la enfermera del centro cuando me preparó la petición de análisis. La verdad es que aquí, en Cataluña, es un día especial. Y sí, quizás lo recordaría para siempre.
 
El sábado nos levantamos prontito y nos fuimos para la clínica. En principio íbamos a ir un laboratorio en concreto, pero al llegar y ver la cola decidimos ir al laboratorio de la clínica.
Con al primera FIV optamos por un laboratorio cercano a la clínica, que te daba los resultados en 2 o 3 horas, así que tras el análisis no fuimos a trabajar, y nos quedamos por allí, haciendo tiempo. La verdad es que se hizo pesadísimo. Incluso llegamos a ir antes de tiempo y tuvimos que volver a salir a esperar un poco más. Recuerdo perfectamente la cara de la chica del laboratorio dándome la carta con los resultados. Era obvio que era un negativo, no hacía falta ser adivino. Y los dos decidimos que nunca más, que así nunca más.
Con al segunda FIV optamos por un laboratorio cerca de casa. Me hice el análisis y me fui a trabajar. Hacia el mediodía recibí un sms, que me indicaba que mis resultados ya estaban en la web. Y en la tranquilidad de nuestra casa vimos el resultado, sin tener que aguantar la cara de circunstancias de nadie. Fue positivo.
 
El sábado habíamos optado por la segunda opción, es decir, ir al laboratorio que te cuelga los resultados en su web. Pero resulta que al llegar había una cola tremendísima y, para colmo, me había dejado la petición de análisis en casa, y sin petición no te hacen análisis. Así que no nos quedó otra opción que ir a la clínica, pedir nuevamente la petición y hacer allí el análisis. Bueno, no es en la misma clínica, es en el hospital que hay al lado. Y ahí podías pasar a recoger los resultados a las 2 horas.
Como era Sant Jordi nos fuimos a desayunar, a comprar la rosa y el libro, y a ver lo bonita que está mi ciudad ese día. Hacia las 12 volvimos a recoger los resultados, y otra vez volví a ver la cara de circunstancias de la chica de recepción. Ahora sí que sí, nunca, pero nunca más así.
 
La verdad es que iba muy confiada, tenía una muy buena sensación. Claro, si habíamos cambiado la variable que daba error, era obvio que tenía que ir bien. Y no entraba en nuestros esquemas un negativo, por mucho que no hubiese querido perderlo de vista. De hecho, me había propuesto que, fuese cual fuese el resultado, me quedaría disfrutando del día en mi ciudad. Pero no pude. Fue sentarme en el coche y romper a llorar como una magdalena. Y necesitaba irme a mi casa, patalear todo lo que me diese la gana, y después lavarme la cara, tranquila. Y eso hice.
El día acabó con una tormenta fuerte, de esas de primavera. Y así me sentí yo, lloviendo.
 
¿Sabéis lo que es curioso? La chica que iba justo antes que yo en la cola del laboratorio también llevaba una petición de mi centro, para hacerle la beta. Por un momento, tonta de mí, pensé.....¿y si se han traspapelado los resultados? ¿y si el negativo es de esa chica y ella está disfrutando de mi positivo? ¿y si estoy llorando yo por ella? Al llegar a casa, hablando con mi marido, le comenté esta tontería y me miró y me dijo "¿bajo a por un test de esos de embarazo?" Pobrecito mío, ahí estaba él, agarrándose al clavo más ardiente de todos los posibles, y sólo porque yo también me había agarrado.
Obviamente, no me hice ningún test. De momento no me ha bajado la regla, pese a dejar progesterona, pero bueno, ya bajará.
 
Y ahora tengo un montón de interrogantes, y un montón de miedos en el cuerpo.....
 

viernes, 22 de abril de 2016

SE BUSCA DONANTE. RAZÓN AQUÍ.

Tomada la decisión, el tema ya estaba en marcha. Yo pensaba que esto sería buscar a una chica con mis características, más o menos, y listos. Pero no, parece ser que también es muy importante (obviamente) el grupo sanguíneo, y el "maching" que hacen con el padre. Como me decía mi doctora, ya que tenemos que optar por óvulos de otra mujer, vamos a comprobar que no tenga alteraciones cromosómicas, porque entre dos donantes compatibles, tenemos que escoger la mejor. Me explico. Ahora resulta que existen unos análisis donde comprueban si tienes "alterado" (no sé explicarme mejor) algún gen. Si tuvieses esa alternación en los dos, desarrollarías esa enfermedad. Si sólo lo tienes en uno no lo desarrollas (sólo eres portados) pero si da la casualidad que tu pareja también lo tiene alternado, tu hijo podría desarrollarlo. La cuestión es buscar a una persona que, junto con tu pareja, no pueda conllevar que tu futuro hijo desarrolle alguna de esas enfermedades.
Luego está que tenga más o menos tu altura, tu tipo de pelo (si tienes el pelo tipo afro pues como que no sería normal que tu donante fuese rubia con el pelo lacio), tu color de ojos, tu color de piel, fisonomía, y también tienen en cuenta las características del padre.....
Y llegó el día en que me enviaron un mail "Alegría, tenemos donante. Empieza ya la estimulación". Pues no sé si alguna de las personas que hayan pasado por esto han sentido todo lo que yo sentí, pero de verdad que es un batiburrillo de sensaciones que abruma.
Primero deseé con todas mis fuerzas que esa chica fuese responsable, que se pinchase cuando tocaba, que se cuidase. Como no te dicen cómo va, empieza una incertidumbre un tanto pesada. Me llegué a plantear qué ocurriría si se echaba atrás! Con lo que costó dar con una donante compatible! En mi caso, dos días antes me dijeron que ya estaba preparada la punción, y que me avisarían cuando acabase. Ese día fuimos por la mañana a la clínica a dejar la muestra de esperma de mi chico, y nos fuimos, a esperar noticias.
Me llamaron hacia el mediodía. Teníamos 8 ovocitos, todo había salido bien, y la chica estaba bien. Vale, ahora sí que ya eran míos! De los 8, 7 fecundaron, y 4 siguieron adelante con muy buena calidad. Teníamos 4 "mozos" esperándonos.
 
Hoy hace justo 10 días que me hicieron la transferencia de uno de ellos. Mañana tengo la beta. Mañana sabremos si el cambio de factor por fin nos ha ayudado a conseguir lo que queremos.
Mañana sabré si estamos embarazados. Y mañana también comenzará una nueva etapa, sea cual sea el resultado. Si es que sí, empezaremos a contar los días para la ecografía, para saber si está bien. Si es que no, empezaremos a contar los días para una nueva transferencia, porque, como ya he dicho alguna vez, yo no me rindo.