martes, 19 de abril de 2016

No se lo digas a nadie!

Resultado de imagen de contar un secreto
 
 
Por probar no pierdo nada. Hace días que pienso que me apetece poder hablar con alguien, con tranquilidad, todo esto que estamos viviendo. En todos lo blogs que leo todas las autoras (normalmente estos blogs los escribimos las chicas) dicen que lo hacen por desahogarse. Yo, en realidad, lo voy a intentar para liberarme de esta carga que, voluntariamente, me he cargado. Y digo "voluntariamente" porque en realidad es verdad. Como esto de la infertilidad no es algo "chic" pues lo escondemos. Estoy segura que si me hubiese quedado embarazada a la primera lo hubiese dicho...."fíjate", llegar y besar el santo". Pero como no es así, pues lo escondes, o por lo menos es lo que yo he hecho.
Mira, voy a ser sincera. Hace años una persona cercana tuvo problemas de fertilidad. Yo por aquellos entonces era jovencita e, ilusa de mí, más que confiada en mi cuerpo. Y cuando me enteré que tenía problemas para quedarse embarazada pensé "pobrecilla, qué pena". Años después la que está en esos derroteros soy yo, y bajo ningún concepto quiero que nadie piense eso de mí. Por eso callo, porque no quiero que me tenga lástima, porque yo no soy como aquella mujer por la que yo sentí pena.
 
Pero aquí sí creo que yo a poder decir, gritarlo tal vez! Señoras y señores, tengo un problema de fertilidad (que no infértil, que no me gusta nada la palabra). Tengo un problema y estoy en el camino de solucionarlo. Y entre tanto, pues hay días tristes, días felicísimos, días laborables y días de fiesta! Y voy a intentar compartirlos aquí, sacarme estos sentimientos locos que tengo, y así, de alguna manera, liberar la carga que, cómo he dicho, yo solita me he puesto.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario