domingo, 22 de mayo de 2016

Segundo negativo en la ovodonación!

Ayer fue el día de la beta......y fue negativa. Recapitulo un poco.
 
La verdad es que esta vez he remontado antes. No sé si es que me estoy empezando a inmunizar, pero aunque la llamada con el negativo me dolió, y mucho, seguí con mi día, seguí con mi vida, no se paró. Tras hacerme el análisis nos fuimos a comprar unas cositas de menaje que necesitábamos. Nos llamaron justo cuando estábamos en la tienda, y aunque por un momento tuve ganas de ponerme a gritar, fui capaz de seguir con las compras. Cuando salimos los dos estábamos tocados y decidimos ir a casa, porque en nuestra intimidad lo viviríamos mejor. Fuimos a casa, nos desmontamos, nos dejamos caer en el sofá, hastiados y heridos. Pero fuimos capaces de salir a comer, pedir vino, brindar por querernos, y pasar la tarde fuera, paseando, haciendo unas compras que necesitábamos, y viviendo.
 
Al llegar a casa mi marido me planteó algo que me dejó en shock : me dijo que quizás la adopción podría ser una opción. A ver, no es que no sea una opción, como lo es todo en la vida, pero este no es el momento de plantearlo, todavía no toca. Yo quiero ser madre, y por ahora lo seguiré intentando de otra manera. Mis óvulos no funcionan y los hemos cambiado, así que es cuestión de seguir intentándolo.
 
Mi doctora me llamó y estuvimos hablando un rato largo. Le planteé todas mis dudas. ¿hay algo más que podamos hacer? ¿hay más pruebas que tengamos que hacer? y me dijo "Alegría, podemos hacerle una biopsia testicular a tu marido si te quedas más tranquila, pero estoy convencida que no está ahí el problema"· y añadió "estoy casi convencida que es una cuestión de suerte, y que creo que esta vez no hemos tenido suerte con la donante". ¿lo cualo? a ver, no me jodas, que yo tengo 30 y pocos años, y estamos usando óvulos de una persona de 21......no me jodas! me dijo que es poco habitual que pase, pero que a veces no se acierta con la donante a la primera. Ya, ya, pero es que a mí me está costando una fortuna todo esto, económica y emocionalmente hablando. Todo hace pensar que tengo un problema en los óvulos, porque en apariencia son feos, amorfos y raros, y porque la vez que me quedé embarazada mi hijo dejó de latir por una enfermedad cromosómica. Vale, trágate esa, mastica y traga saliva, porque es la decisión más dura que he tomado en mi vida: SERÉ MADRE POR OVODONACIÓN. Pero claro, cuando ya has renunciado a tanto, tantísimo, lo que no esperas, bajo ningún concepto, es que la ovodonación falle, eso sí es IMPOSIBLE.
 
Tengo un embrión B+ congeladito, y hoy ya me está bajando la regla. En unos 12 días volveremos a estar pensando en la transferencia de mi último chico. No obstante, hemos tomado una serie de decisiones. Si mi chico se queda voy a ser la mujer más feliz del mundo, y mi marido y yo hemos decidido que seguramente sea hijo único.....porque el resto de nuestros recursos los queremos destinar a educarle, viajar con él, ser felices, disfrutar de la vida y vivir.
Si mi chico no se queda volveremos a intentarlo, con otra donante, pero también hemos hablado con mi doctora, y quiero una donante que ya haya donando antes y que existan niños sanos nacidos de esa donación, es decir, fertilidad probada. Como dijo mi doctora "quiero a la donante más fértil de toda la cartera de donantes". Seremos flexibles con la altura e incluso podríamos serlo con el grupo sanguíneo. Pero si vamos a por ello, quiero seguridad, quiero probabilidades reales, y quiero, por fin, vivir mi sueño y no estar toda la vida esperándolo.
 
Hoy he intentado volver a mi vida. Esta mañana he ido al gimnasio, he hecho cardio casi una hora y he nadado. Cuando he salido del gimnasio me sentía muy bien. También he decidido que la próxima beta espera voy a hacer ejercicio, sin impactos, bicicleta, quizás caminar, pero creo que voy a ir cada día, porque no puedo parar mi vida cada vez que intente quedarme embarazada. Obviamente, no voy a beber, ni a fumar (yo no soy fumadora) ni voy a irme a hacer submarinismo, escalada o boxeo. Pero sí voy a seguir haciendo ejercicio, sobretodo para que la progesterona no me haga tantos efectos secundarios, porque tengo el abdomen de la retención de líquidos que da pena!
 
En fin, voy a seguir disfrutando del domingo, pensando en positivo, dispuesta a seguir luchando e intentando ser feliz. El otro día vi uno de esos videos que a veces cuelgan en Facebook. En él decían que preguntadas personas que estaban en sus últimos momentos de vida sobre si se arrepentían de algo en su vida, prácticamente todos decían que no se arrepentían de nada de lo que habían hecho pero casi todos decían que sólo se arrepentían de todo lo que no habían hecho. Yo no voy a arrepentirme nunca de haberme dado por vencida, porque yo no voy a rendirme, y vamos a conseguir se padres con ovodonación.   

martes, 17 de mayo de 2016

¿Qué esperar cuando se está esperando?....la betaespera

Hoy hace justo una semana de la transferencia. Las reflexiones sobre qué estará pasando en mi útero siguen presentes. Ahora, además, pienso eso de "lo que tenga que ser, ya es". Zipi y Zape deben estar ahí, enganchados a su mami, porque es lo que ella más desea en el mundo, y porque ellos dos se lo merecen, su padre se lo merece y su madre se lo merece!
 
Os cuento un poco estos días de espera. Este fin de semana hemos estado fuera. La verdad es que ha ido muy bien, muy dulce. Nos ha ayudado a relajarnos, y a que estos días se pasen más entretenidos. Mira, con la tontería, ya es martes y el sábado 21 poco a poco se va acercando.
 
Esta betaespera está siendo tranquila. Los primeros días noté mucho movimiento ovárico, por ubicarlo en algún sitio. No tengo la menor duda que es la progesterona aunque este movimiento me hizo pensar mucho en Zipi y Zape, y en que quizás se estaban acomodando en casa, seguro que era eso. En los tratamientos anteriores tomaba 1 o 2 óvulos de progesterona. De hecho, en uno de ellos tomaba sólo uno por la noche, y en el anterior tomaba uno por la mañana y otro por la noche. En este son 3 tomas diarias, pues se ha incluido también la del mediodía, y supongo que por eso es diferente lo que siento.
 
Físicamente, estoy muy rara. Tengo el abdomen como nunca lo había tenido. Es cierto que en los últimos años he cogido peso, no voy a negarlo. Pero yo nunca me había visto así, estoy hinchadísima! Es como si todo lo estuviese cogiendo en la barriga y cintura, y es horrible como me veo, sobretodo cuando me veo desnuda. A esto debemos añadirle el pecho, que lo tengo a tope, hasta el punto que no me cierra alguna de mis chaquetas...así que ya os podéis imaginar. Sé que es lo necesario para conseguir lo que queremos, pero me veo mal, y no me gusta. Normalmente, cuando me siento así, me cuido comiendo  y me vuelco en el gimnasio, y poco a poco me siento mucho mejor. Mi doctora me dijo que podía hacer vida normal, salvo relaciones sexuales y baños sumergidos la semana posterior a la transferencia. Pero, sinceramente, no me veo yo yendo a spinning (soy una adicta) o a gap, no me sentiría bien. En primer lugar, porque el pecho me duele bastante, así que la idea de dar botes en una bice pues como que.....madredelamorhermoso!!!, y porque, en cierto modo, pienso que aunque no se van a caer, quizás impactos no sea lo que más les conviene.
Además de eso, evito coger peso (la bióloga me dijo que no más de 10 quilos) y no bebo nada de alcohol. Y por supuesto, las tomas de progesterona en sus horas, y ácido fólico y adiro cada mañana. Ah, y cada mañana me toco en el bajo vientre y les deseo buenos días.
 
Y así van pasando los días, deseando que llegue el sábado, y con mucho miedo también. Tengo muy buena sensación, creo que esta vez es la definitiva, lo siento así, pero me da pavor pensar en otras opciones.....conclusión: no pienso en ellas  e intento disfrutar de estos días.
 
Ah, se me olvidaba! Lo que sí que estoy haciendo estos días es cantar mucho, mira tú por donde. Estoy contenta, y tranquila, así que he cantado mucho, porque esa es la mejor manera de pasar estos días, cantando y disfrutando del momento.  
 
 
 
 

jueves, 12 de mayo de 2016

LA IMPLANTACIÓN

Resultado de imagen de implantación de embriones fiv
 
 
Hoy hace dos días que me hicieron la transferencia de mi dos embriones. La bióloga, al darnos la foto, nos dijo "aquí tenéis a Zipi y Zape", y me gustó. Así los llamaré....por ahora, claro! jajaja
Hoy me ha surgido una duda....."¿cuándo se supone que implantarán?" He buscado por internet (demasiada información, lo sé) y he encontrado información. La implantación se produce desde el día 20 al 24 del ciclo (alrededor del día 6-7 después de la fecundación). Claro, todo esto está muy bien si "encargas" a tu baby en casa, pero en mi caso, Zipi y Zape ya estaban fecundados cuando vinieron a mí. Mi doctora me dijo que eran embriones de 4 días (tenían 4 días desde la fecundación) y ya han pasado 2 días desde la transferencia. Y si se deben implantar cuando tienen 6-7 días, esto debe producirse entre hoy y mañana, si no me fallan las cuentas, no?
 
Me acuerdo de las tres betaesperas anteriores, en las que no me planteé esto. Simplemente, cuando quedaban pocos días pensaba..."bueno, lo que tenga que ser ya es". Pero ahora lo que tenga que ser está a punto de serlo, así que no dejo de pensar en ellos, para enviarles todo mi energía positiva, y pensar que estos sí, estos sí que son los que me van a hacer madre, por fin!
 
Me gusta estar positiva. Porque, al fin y al cabo, yo ya he estado embarazada, por lo que mi endometrio es bueno, y soy capaz de gestar. Estos son mis chicos, claro que lo son, y van a estar divinos de la muerte conmigo! Así que eso es lo que pienso, que seguro que ya están aquí, cómodos y agustito conmigo, y que por fin nos van a permitir vivir lo que tanto queremos mi marido y yo.
 
De momento, lo que tenga que ser.....se está haciendo!

martes, 10 de mayo de 2016

Transferencia

Hace unas horas, unas 5 horas, que me han transferido a mis chicos. Ya están con mamá!
Voy a explicar un poco en qué consiste esto de la transferencia de embriones.
 
En la consulta del centro te visitan, más o menos 10 días después de haber tenido al regla. En mi caso siempre he ido por ciclo natural, porque soy bastante regular, y nunca creyeron que fuera necesario ponerme más parches ni más hormonas en mi cuerpo serrano. Bien, una vez vas a la consulta empiezan a comprobar, mediante ecografías vaginales, cómo tienes el endometrio y si ya has ovulado o estás apunto de hacerlo. En la transferencia anterior como el folículo todavía no se había roto me tuve que pinchar ovitrelle, para asegurar la ovulación en el momento adecuado. Esta vez, al visitar a la doctora, me dijo que justo acababa de ovular, y por tanto, no necesitaba hormonarme.
A partir de la ovulación, entre 3 y 4 días después, programarán la transferencia. Y desde ese momento tienes que ponerte progesterona y tomar ácido fólico a diario. Yo desde el viernes pasado me he puesto progesterona, vía vaginal 3 veces al día. La verdad es que para mí es de lo más pesado del tratamiento. Yo tengo bastante pecho, y ya de por sí, tanto cuando ovulo como con la regla, lo tengo bastante sensible e hinchado. Con la progesterona el pecho se me pone rollo Chicholina! ;P. En las transferencias anteriores me ponía 2 veces a día, y ya iba a tope....en esta me pongo 3! yuuuju!
 
En este ciclo, además el ácido fólico y la progesterona, estoy tomando "adiro", que es ácido acetilsalicílico (aspirina, vaya). En realidad esto se toma para evitar problemas de coagulación, que también puede evitar problemas de implantación. En realidad mi doctora me dijo que no era necesario, pero yo se lo pregunté (lo había leído por algún lado) y me dijo que si me quedaba tranquila me lo recetaría. Ella y yo nos reíamos porque cuando mi marido preguntó "pero eso que es?" yo le contesté "es un placebo". Es verdad que mal no me va a hacer, pero cuando tuve en el aborto me hicieron pruebas de coagulación y no hubo nada extraño. Pero bueno, nada está de más  si no me va a hacer daño.....todo lo que pueda ayudarme, pues mejor.  
 
En el momento de la transferencia estaba nerviosa. Una hora antes tienes que tomarte un Valium, que te relaja, e ir con ganas de hacer pis, porque con al vejiga llena se ve que es más fácil ver el útero con el ecógrafo. En fin, que vas allí, entre medio atontada con la progesterona y el Valium, las ganas de hacer pipi, y los nervios. Allí tienes que desnudarte de cintura para abajo, con los patucos, el gorro, y la bata. Mi amor también, allí, enfundado en su bata y su gorro. 
Una vez estás en la camilla te colocan el espéculo......habrá quien lo aguante mejor y quien lo aguante peor.....a mi no me gusta nada! luego te pasan una cánula hasta el útero,  y en ese momento, la bióloga dice tu nombre "Alegria, dos embriones" y entonces los ves en la pantalla, te dicen que van evolucionando bien, y es el momento más bonito de todos. Ahí están mis amores, ahí están por fin, y en unos minutos estarán con su mamá. Entonces la bióloga los recoge, como si los aspirase, y se los ha dado a mi doctora. En un segundo nos han enseñado la manchita de líquido en mi útero. Ahí están tus dos embriones!
 
Esta tarde no he trabajado, tengo la suerte de poder decidir si trabajo o no. Y aquí estamos los tres, en casa, esperando a que mi chico vuelva de trabajar. Llueve, y lo estoy viendo por la ventana. De hecho, he abierto la ventana del balcón y estoy escuchando como llueve, y me siento feliz, porque no estoy sola, ellos dos están conmigo, pase lo que pase estos días van a estar conmigo! Y es lo que más deseo del mundo
 

Hoy.....segunda transferencia de congelados!

Hoy está programada la segunda transferencia de este ciclo, con embriones congelados. Ayer me llamaron del laboratorio, para decirme que la descongelación había ido bien, y confirmar la hora de la transferencia......venga, primera prueba superada!
 
Al final hemos decidido transferir 2 embriones. Nos quedan 3 embriones congelados, dos juntos y uno separado. Hemos decidido optar por los dos juntos. ¿por qué? pues un poco por lo que os expliqué hace unos días: si lo intentamos con el que está solo y funciona, quedan 2 congelados para la siguiente transferencia, cuando queramos tener un hermanito (qué rarísimo me suena hablar así). Pero, como también os expliqué, si ya tengo un hijo no me arriesgaría a poner dos embriones en la siguiente transferencia, lo que significa que los tendría de descongelar a los dos, poner uno y esperar que el otro consiga llegar a blastocito para poderlo volver a congelar! Demasiado riesgo, complicado! Además, y voy a ser sincera, si me pongo dos ahora las posibilidades de quedar embarazada aumentan! Sí, soy consciente de que el éxito total no se garantiza, y que en esta lotería siempre está en el bombo la bolita del no. Pero tengo tantas ganas de superar esta fase que vamos a intentarlo así. 
 
He hecho, mentalmente, una lista de pros y contras. Por un lado, es cierto que si el embarazo se produce y es múltiple, implica más riesgos, es más difícil que el parto sea a término, que a partir del final del segundo trimestre hay que ir con mucho cuidado, más relajada (y mi trabajo poco margen me deja) y demás. Pero también es cierto que si son dos, al final ya habremos conseguido lo que queríamos y, como dice mi doctora, son riesgos asumibles. Tendremos dos hijos, y por fin acabaremos con esto! También puede pasar que el embarazo sea positivo, pero sólo de uno, así que de alguna manera les habremos dado su oportunidad a los dos de quedarse con nosotros (y no dependiendo de que, tras la descongelación, llegue a blasto). También incluimos en la lista de pros el hecho de que transfiriendo dos el porcentaje de éxito se eleva, según mi doctora, hasta un 75% (sin perder de vista el temido no, claro está). Así que, está decidido, y lo intentaremos con dos!
 
Hace apenas 15 días que tuvimos el negativo de la primera transferencia con ovodonación... y de repente nos vemos ya viviendo la siguiente! La verdad es que es estupendo ir así de rápido, porque realmente "un clavo saca otro clavo", pero "ay si no va bien", a ver quién narices me recoge del suelo!

En fin, que en unas tres horitas mis chicos estarán, por fin, con mamá. Mi marido me ha enviado un mensaje esta mañana....dice que está muy animado y contento, y que va a ir muy bien porque lo intuye! Qué bonito es!

Mañana os explico experiencias!
 
 
 
 
 
 

martes, 3 de mayo de 2016

No soporto a las embarazadas! Y PUNTO

Cuando decidí tener un blog me propuse dejarme de remilgos, que ya está bien de decir siempre lo "políticamente correcto". Total, aquí no voy a ver la cara de nadie cuando diga lo que realmente pienso: NO SOPORTO A LAS EMBARAZADAS.
 
No es justo, no quiero que sea así, yo estaba antes, me tocaba a mí antes que a ellas ser madre (porque cuando yo me lo propuse alguna ni conocía al padre de su criatura) y no me da la gana alegrarme por ellas, y punto. Y sé que quizás mucha gente piense que eso no me ayuda, que pensar así no me aporta nada, pero joder, lo que no me aporta nada de verdad es callármelo más. Pues sí, no soporto a nadie que esté embaraza. Ya sé que cada uno sabe  y padece lo que le ha tocado vivir, y que seguramente yo no soy consciente de lo que otro puede llevar a envidiar que esté felizmente casada si es lo que ansía, seguro que es así, pero chica, a mi me ha tocado esto, y no lo soporto. Por supuesto que no deseo nada malo, pero tampoco me alegro, y creo que es un sentimiento humano.
 
Hay gente que se da por aludida, y que intenta evitar el tema. Otra, sin embargo, le importa un bledo tu cara, y cuando salen de hacerse la ecografía de su hijo te envían la foto, pese a saber que a ti te está costando el tema una eternidad, y no sabes si borrar la foto, con contacto o quemar el móvil! Mira, cada uno lo lleva como buenamente puede, pero en mi caso, no quiero ver ecografías de nadie, no quiero que me digan lo que pesan sus hijos, cuando mide ya el bebé, me importa un bledo cuándo parirán, si lo harán de pie, tumbadas, o en el agua! Y no quiero saberlo porque lo único que me interesa es vivirlo yo! Y PUNTO   

Cuanto todo sigue igual......nada cambia!

Cuando haces un tratamiento de fertilidad lo vives con emoción, y con la esperanza de que, tras él, todo cambie. Que de repente tengas que dejar de pensar en pinchazos, esperas, síntomas, análisis , punciones, blastocitos y demás, y comiences a pensar en ecografías, fechas de parto, carritos, posibles nombres y habitaciones de bebé.
Pero, cuando tras un tratamiento, tienes un negativo, además de la pena que obviamente sientes, desespera volver a estar igual, volver a estar otra vez a la casilla de salida. Mi chico dice que eso no es verdad, que ahora sabemos mucho, muchísimo más que al principio, que vamos despejando dudas e incógnitas, que ahora ya sabemos por dónde hay que tirar.....pero a mi me cuesta verlo así. Es como un partida de parchís....tiras, avanzas y caes en la casilla de "puente", y vuelves atrás, "porque te lleva la corriente" o peor, caes en la casilla de muerte, cuando ya casi estás en la meta, y vuelta a empezar.
 
Me siento triste. Estoy apática, muy apática. Y eso que este viernes ya vuelvo a tener hora con mi doctora, para fijar el día de la segunda transfer. Aún así, estoy desganada, apática, y sin muchas ganas. Y no me gusta, que conste que no me gusta ser derrotista, que yo soy una persona positiva, feliz,  y que siempre pienso en positivo, o lo intento.
 
Es que pienso en pasar otra vez la beta espera de las narices, y me desespera. Contando los días, las horas, los ratos, intentando distraerte, no haciendo tu vida normal "por si acaso"....no bebo....no sea que; no hago deporte porque no sea que el impacto le haga daño; no voy a nadar por evitar "sumergirme" no sea que; no me tomo un ibuprofeno, aunque reviente, no sea que....;
 
Algún día será el positivo, el definitivo, seguro, y entonces habrá valido la pena todo lo hecho por el camino. Seguro