domingo, 22 de mayo de 2016

Segundo negativo en la ovodonación!

Ayer fue el día de la beta......y fue negativa. Recapitulo un poco.
 
La verdad es que esta vez he remontado antes. No sé si es que me estoy empezando a inmunizar, pero aunque la llamada con el negativo me dolió, y mucho, seguí con mi día, seguí con mi vida, no se paró. Tras hacerme el análisis nos fuimos a comprar unas cositas de menaje que necesitábamos. Nos llamaron justo cuando estábamos en la tienda, y aunque por un momento tuve ganas de ponerme a gritar, fui capaz de seguir con las compras. Cuando salimos los dos estábamos tocados y decidimos ir a casa, porque en nuestra intimidad lo viviríamos mejor. Fuimos a casa, nos desmontamos, nos dejamos caer en el sofá, hastiados y heridos. Pero fuimos capaces de salir a comer, pedir vino, brindar por querernos, y pasar la tarde fuera, paseando, haciendo unas compras que necesitábamos, y viviendo.
 
Al llegar a casa mi marido me planteó algo que me dejó en shock : me dijo que quizás la adopción podría ser una opción. A ver, no es que no sea una opción, como lo es todo en la vida, pero este no es el momento de plantearlo, todavía no toca. Yo quiero ser madre, y por ahora lo seguiré intentando de otra manera. Mis óvulos no funcionan y los hemos cambiado, así que es cuestión de seguir intentándolo.
 
Mi doctora me llamó y estuvimos hablando un rato largo. Le planteé todas mis dudas. ¿hay algo más que podamos hacer? ¿hay más pruebas que tengamos que hacer? y me dijo "Alegría, podemos hacerle una biopsia testicular a tu marido si te quedas más tranquila, pero estoy convencida que no está ahí el problema"· y añadió "estoy casi convencida que es una cuestión de suerte, y que creo que esta vez no hemos tenido suerte con la donante". ¿lo cualo? a ver, no me jodas, que yo tengo 30 y pocos años, y estamos usando óvulos de una persona de 21......no me jodas! me dijo que es poco habitual que pase, pero que a veces no se acierta con la donante a la primera. Ya, ya, pero es que a mí me está costando una fortuna todo esto, económica y emocionalmente hablando. Todo hace pensar que tengo un problema en los óvulos, porque en apariencia son feos, amorfos y raros, y porque la vez que me quedé embarazada mi hijo dejó de latir por una enfermedad cromosómica. Vale, trágate esa, mastica y traga saliva, porque es la decisión más dura que he tomado en mi vida: SERÉ MADRE POR OVODONACIÓN. Pero claro, cuando ya has renunciado a tanto, tantísimo, lo que no esperas, bajo ningún concepto, es que la ovodonación falle, eso sí es IMPOSIBLE.
 
Tengo un embrión B+ congeladito, y hoy ya me está bajando la regla. En unos 12 días volveremos a estar pensando en la transferencia de mi último chico. No obstante, hemos tomado una serie de decisiones. Si mi chico se queda voy a ser la mujer más feliz del mundo, y mi marido y yo hemos decidido que seguramente sea hijo único.....porque el resto de nuestros recursos los queremos destinar a educarle, viajar con él, ser felices, disfrutar de la vida y vivir.
Si mi chico no se queda volveremos a intentarlo, con otra donante, pero también hemos hablado con mi doctora, y quiero una donante que ya haya donando antes y que existan niños sanos nacidos de esa donación, es decir, fertilidad probada. Como dijo mi doctora "quiero a la donante más fértil de toda la cartera de donantes". Seremos flexibles con la altura e incluso podríamos serlo con el grupo sanguíneo. Pero si vamos a por ello, quiero seguridad, quiero probabilidades reales, y quiero, por fin, vivir mi sueño y no estar toda la vida esperándolo.
 
Hoy he intentado volver a mi vida. Esta mañana he ido al gimnasio, he hecho cardio casi una hora y he nadado. Cuando he salido del gimnasio me sentía muy bien. También he decidido que la próxima beta espera voy a hacer ejercicio, sin impactos, bicicleta, quizás caminar, pero creo que voy a ir cada día, porque no puedo parar mi vida cada vez que intente quedarme embarazada. Obviamente, no voy a beber, ni a fumar (yo no soy fumadora) ni voy a irme a hacer submarinismo, escalada o boxeo. Pero sí voy a seguir haciendo ejercicio, sobretodo para que la progesterona no me haga tantos efectos secundarios, porque tengo el abdomen de la retención de líquidos que da pena!
 
En fin, voy a seguir disfrutando del domingo, pensando en positivo, dispuesta a seguir luchando e intentando ser feliz. El otro día vi uno de esos videos que a veces cuelgan en Facebook. En él decían que preguntadas personas que estaban en sus últimos momentos de vida sobre si se arrepentían de algo en su vida, prácticamente todos decían que no se arrepentían de nada de lo que habían hecho pero casi todos decían que sólo se arrepentían de todo lo que no habían hecho. Yo no voy a arrepentirme nunca de haberme dado por vencida, porque yo no voy a rendirme, y vamos a conseguir se padres con ovodonación.   

2 comentarios:

  1. Hola guapa, he llegado aquí a través de un comentario en mi blog y me quedo a seguir tu historia. Mucha suerte con ese congeladito, a ver si os da una alegría!

    ResponderEliminar
  2. Hola Luli! pues nos queda uno, así que en cuento me den el visto bueno vamos a por él! tengo ganas, y por otro lado, me quedaría así siempre, y así siempre tendría la opción B, siempre con una opción!
    pero el mundo es de los valientes!
    besitos y gracias por escribirme

    ResponderEliminar