lunes, 27 de febrero de 2017

TRIPLE SCREENING SUPERADO

El miércoles 22 de febrero tuvimos la ecografía de la semana 12. Estaba acojonada, bueno, acojonada es poco. Mientras esperaba en la sala de ecografías, con mi chico ahí al lado, hubiese cogido bolso en cualquier momento y hubiese echado a correr. Pero mi marido, y el hecho de estar desnuda de cintura para abajo, me contuvieron!
Y empezó todo. Fue la primera eco por la barriga, aunque también la combinó con la vaginal. Lo primero que dijo es que ahí estaba y que estaba bien...y nosotros, casi al unísono dijimos "pero como lo sabe si no lo hemos escuchado latir!!!" Pues porque se ve perfectamente, nos dijo,  y entonces nos puso el sonido de su corazón. Empezó a medir el pliegue nucal (en teoría es un valor de referencia de riesgo si supera las 3 mm, y medía 1,9 mm), el hueso nasal, sus órganos, sus piernecitas, el cordón umbilical.....en fin, que nos dijo que todo estaba perfecto.
Mi baby mide 6 cm y hasta vimos sus manitas! madre santa!
Preguntamos por el sexo de mi bombón, y la ecógrafa me dijo que ella, si no lo veía muy claro, no se solía mojar. Eso sí, al subir a la consulta el médico nos dijo que "él apostaba más por una niña" y claro  😍😍😍😍😍....a mi no me cabía la sonrisa en la cara.
 
Me volvieron a repetir el análisis de sangre. Me dijeron que cuanto más tiempo pasase desde que los otros se pararon más fiable era el resultado. El médico nos dijo que llamásemos el viernes para que nos dieran los resultados del triple screening, pero pensé que mejor llamar en lunes y así pasar más tranquilos el fin de semana. Pero no, me llamaron ellos a mí el viernes. Me dijeron que todo había salido bien, que tenía un riesgo muy bajo: 1 entre 35.000 de tener Síndrome de Down y 1 entre 50.000 de tener Patau y Edwars, así que es un riesgo muy bajito.
 
Nos quedamos más tranquilos, pero sigo dándole vueltas a la amniocentesis. Me volvieron a decir que, teniendo ahí a los dos que se pararon (lo que ellos llaman el "gemelo evanescente") el resultado de la prueba en sangre no invasiva puede dar un falso positivo (si las células de los dos parados siguen en mi cuerpo y las detectan y tenían algún problema saldrá un falso positivo). Me agobia tanto eso!!!!!!! Es que ni eso nos va a ser fácil!!!!!!. Pero bueno, no me quejo, por lo menos la primera prueba ha ido bien.
 
Por otro lado, las náuseas siguen igual. Ya he entrado en la semana 13, y vamos, esta mañana ha sido horrible. Mi chico dice que él se queda más tranquilo si tengo náuseas, porque eso significa que todo sigue adelante.....madre santa! Pero bueno, yo también acepto el síntoma si con esto concluimos que mi baby está a tope.
 
Y por último, y para celebrar lo de los resultados positivos, le he comprado a mi retoño su primer trajecito de primera puesta. Es neutro, porque no sabemos si es niño o niña, pero vamos, es taaaan pequeñito y tan dulce que se te cae la baba sólo con verlo!
 
Ahora hasta el día 15 no volvemos a verlo! Ya estamos contando los días!   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 2 de febrero de 2017

Selección natural....TENEMOS UN HIJO EN CAMINO

Ayer tuvimos visita médica. Lo primero fue la ecografía. Estaba tranquila, porque al encontrarme tan agobiada con arcadas, eructos y vómitos estaba convencida que por ahí seguía alguien dando guerra. Efectivamente, sigue. Los gemelos idénticos (ese embrión que se dividió en dos para sorpresa de todos) no han seguido adelante. Se pararon, y fue exactamente lo que me había dicho el doctor, estaba prácticamente convencido que no seguiría. La naturaleza me ha ayudado, porque nosotros no queríamos tener que tomar una decisión tan dura y tan difícil. Así que ellos nos han ayudado, quizás en beneficio de su hermano, para que pueda seguir. Fue una mezcla de sentimientos. Por un lado me dio pena, y sentí miedo. Miedo porque me acojonó pensar el motivo por el que se habían parado. Pero luego pensé que nosotros teníamos claro que no podíamos asumir el riesgo de un embarazo triple, por mi salud y por la de ellos, además por todo lo que supondría tenerlos a la vez.
 
Así que la Divina Providencia, o quien sea, nos ha echado una mano. Ellos no siguieron porque no pudieron seguir, y nos ayudó a no ser nosotros los que tuviésemos que tomar la decisión.
 
Luego está mi campeón.  Mide lo que tiene que medir para 9 semanas de embarazo (que las hago mañana), 23 mm, es decir, 2,3 cm, y late a tope, a 181 pulsaciones por minuto. Apariencia totalmente normal.
El doctor nos animó a disfrutarlo, porque dice que todo es absolutamente normal, y a decirlo a nuestros padres. Pero, de momento, no sabemos qué hacer.
 
Salí un pelín agobiada porque en mi caso ni el triple screening ni el test no invasivo no serán concluyentes, pues también tengo en mi sangre los restos de estos dos chiquitines que se han parado. Así que en 3 semanas volveremos y medirán el pliegue nucal (que dice que son los baremos más importantes) y no sé qué cosas más, y nos aconsejarán. Ahí es cuando me planteo el tema de la amniocentesis....ya veremos a ver, no vamos a adelantar acontecimientos.....
 
Pero bueno, de momento, pese a la pena de que dos enanitos no hayan seguido, la alegría de no tener que tomar nosotros esa decisión, y la ilusión de que nuestro hijo siga bien, fuerte, latiendo, creciendo! Es lo más importante para nosotros