jueves, 2 de febrero de 2017

Selección natural....TENEMOS UN HIJO EN CAMINO

Ayer tuvimos visita médica. Lo primero fue la ecografía. Estaba tranquila, porque al encontrarme tan agobiada con arcadas, eructos y vómitos estaba convencida que por ahí seguía alguien dando guerra. Efectivamente, sigue. Los gemelos idénticos (ese embrión que se dividió en dos para sorpresa de todos) no han seguido adelante. Se pararon, y fue exactamente lo que me había dicho el doctor, estaba prácticamente convencido que no seguiría. La naturaleza me ha ayudado, porque nosotros no queríamos tener que tomar una decisión tan dura y tan difícil. Así que ellos nos han ayudado, quizás en beneficio de su hermano, para que pueda seguir. Fue una mezcla de sentimientos. Por un lado me dio pena, y sentí miedo. Miedo porque me acojonó pensar el motivo por el que se habían parado. Pero luego pensé que nosotros teníamos claro que no podíamos asumir el riesgo de un embarazo triple, por mi salud y por la de ellos, además por todo lo que supondría tenerlos a la vez.
 
Así que la Divina Providencia, o quien sea, nos ha echado una mano. Ellos no siguieron porque no pudieron seguir, y nos ayudó a no ser nosotros los que tuviésemos que tomar la decisión.
 
Luego está mi campeón.  Mide lo que tiene que medir para 9 semanas de embarazo (que las hago mañana), 23 mm, es decir, 2,3 cm, y late a tope, a 181 pulsaciones por minuto. Apariencia totalmente normal.
El doctor nos animó a disfrutarlo, porque dice que todo es absolutamente normal, y a decirlo a nuestros padres. Pero, de momento, no sabemos qué hacer.
 
Salí un pelín agobiada porque en mi caso ni el triple screening ni el test no invasivo no serán concluyentes, pues también tengo en mi sangre los restos de estos dos chiquitines que se han parado. Así que en 3 semanas volveremos y medirán el pliegue nucal (que dice que son los baremos más importantes) y no sé qué cosas más, y nos aconsejarán. Ahí es cuando me planteo el tema de la amniocentesis....ya veremos a ver, no vamos a adelantar acontecimientos.....
 
Pero bueno, de momento, pese a la pena de que dos enanitos no hayan seguido, la alegría de no tener que tomar nosotros esa decisión, y la ilusión de que nuestro hijo siga bien, fuerte, latiendo, creciendo! Es lo más importante para nosotros

2 comentarios:

  1. Cuanta razón tenías en no darle tantas vueltas, al final todo ha seguido el camino que debía sin tener que decidir. Ahora a disfrutarlo, a medida que pasen las semanas estarás más tranquila. Que tal fueron los caramelos? Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo caramelos ayuda, pero vamos, que me paso el día con arcadas y eructos (que es super desagradable!!!).
      Ahora sí, espero disfrutar de mi hijo desde ahora mismo!
      muchos besos y gracias por estar ahí!
      Por cierto, si puedes envíame un mail a alegriadevivir1981@gmail.com, porque no pudo ver tu blog y así hablamos allí

      Eliminar