martes, 27 de junio de 2017

30 semanas! Clases preparto y demás preparativos!

Ya van pasando las semanas. Hemos comenzado al semana 30. Ahora es como una cuenta atrás, 10, 9, 8, 7.......y qué ganas tengo de que llegue el momento.
La semana pasada, estando de 29 semanas, tocó visita con el médico, eco, tacto, análisis de orina, tensión, peso. Pero, vamos por partes.
 
La ecógrafa es majísima. Nos tocó la misma que hace ya muchas semanas nos dio la noticia de que eran 3 (qué locura!). Se interesó mucho por saber cómo había evolucionado, y la verdad es que nos dijo lo mismo que en aquella visita tan extraña....que la naturaleza es más sabia de lo que pensamos.
Nos dijo que se veía a nuestro pequeño estupendamente. Se movía mucho, vio todos sus órganos, todo perfecto, y nos dijo que es grandote. A mí me dejó sorprendida, porque de verdad que no tengo mucha barriga, y sólo he cogido 4 kilos. Bueno, pues nos comentó que está hermosote, que pesa más de 1 kilos 600 gramos (madre santa!), esto a las 29 semanas! y que está en el percentil 99. Esto quiere decir que de 100 bebés de su edad sólo 1 es  más grandote, y 98 más pequeños! En fin, un torete. Eso sí, sigue teniendo el perfil más bonito que hemos visto!
 
Cuando pasamos con el ginecólogo me bromeó acerca del bebé tan pequeñito que tenemos (ay dios, que luego habrá que sacarlo) y aclaramos dudas. Me dijo que el hecho de que sea grandote puede deberse a un tema de diabetes gestacional (que no tengo!)  o a un tema genético, porque tanto su padre como yo somos altos! así que, es lo que tiene ser nuestro hijo.
 
Por lo demás, ya me he puesto la vacuna de la tosferina, sigo con el hierro (que de verdad me ha sentado genial y no voy a arrastrándome por las esquinas), sigo con el complemento vitamínico y, desafortunadamente, sigo vomitando algunos días! El otro día, de hecho, me pilló después de cenar, oye, que ni me lo esperaba. Yo que me había tomado hasta un calippo, pues no me quedó nada en el cuerpo a los 10 minutos!
En cuanto al peso, lo llevo muy bien. He cogido 4 quilos en total, así que de momento no me puedo quejar, me siento ágil. Supongo que ahora, al final del embarazo, se notará un poquito más el peso, pero también coincide con el calor, y esto hace que tomemos mucho gazpacho, ensaladas frías, pasta con tomate natural, más fruta (el melón me vuelve loca) y ayudará a no engordar en exceso.
En cuanto al ejercicio físico, he encontrado la opción perfecta. Voy mucho a nadar, y a caminar por la playa, por la orilla, a última hora de la tarde. La piscina me ayuda bastante con el calor, porque lo paso realmente mal, y además la sensación de ingravidez es muy agradable, porque no te pesa nada, y es un descanso para la espalda. De hecho, desde que voy más a menudo no me quejo de dolor de espalda. Y los paseos con mi marido por la playa nos relajan, y hablamos tranquilamente de nuestro enano y de todos los planes que tenemos con él.

Por último, ya hemos hecho 3 clases de preparación al parto. Mola, porque compartes inquietudes con las chicas que están como tú, y además salimos emocionadísimos! en realidad, me encanta hablar de él, así que estar una hora y media hablando sobre el tema me encanta!
 
En definitiva, que esto va llegando a su fin, y estamos deseando verle, por fin, esa carita tan bonita que tiene! 

3 comentarios:

  1. Ay, cómo me gusta leerte tan emocionada!! Qué poquito te queda ya! De peso vas genial, pero tampoco te obsesiones, si coges más, ya lo perderás, y si no coges, tampoco pasa nada, que el "pequeñajo" va más que bien!! jajaja! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luli! sigo igual de emocionada pero ya de baja! no podía más! así que estas últimas 8 semanas van a ser más pausadas, más tranquilas, y voy a poder dedicarme a los preparativos para la llegada de mi amor!
      un besito

      Eliminar
    2. Qué bien! Así mucho más relajada, estupendo, disfruta estas semanas, que ya no vuelven!!!

      Eliminar